Dificultades en la meditación

No puedo meditar, la meditación no es para mi porque yo soy muy nerviosa,  no paro de tener pensamientos, me siento agitada cuando me quedo en silencio, etc. ¿Te suenan algunas de estás frases? Quizás se las hayas oido a alguien o quizás las hayas pensado tu mismo. Yo las he oido constantemente, a lo largo de 20 años impartiendo clases. Lo cierto, es que casi todos, en mayor o menor medida, nos enfrentamos a diferentes dificultades cuando empezamos a meditar y es fácil entrar en el autosaboteo y encontrar mil excusas para no seguir haciéndolo. Es muy individual, pero es importante que lo normalicemos y entender que no somos bichos raros,  o no significa que la meditación no es para ti. Simplemente forma parte del proceso.

Vivimos en un mundo de inmediatez donde lo queremos todo “ya” y si algo se alarga un poco más de lo que teníamos planeado, lo descartamos automáticamente. No tenemos la suficiente paciencia para aprender a enfrentarnos a esas “dificultades”, que además te están dando una información super valiosa sobre ti. La meditación nos muestra lo que hay en nuestra mente y hay que estar dispuesto a mirar todo eso y aprender a relacionarse con ello  para poder ir más allá.

En este video comparto contigo algunos de estos inconvenientes a los que te puedes estar enfrentando en este momento o quizás le pueda ser útil a alguien que conozcas. Es un video que espero te motive y te ayude a entender la meditación un poco más y para que no te desesperes si estás empezando a meditar o llevas poco tiempo y te cuesta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Iniciar Sesión